Contáctanos en Facebook Contáctanos en Twitter Contáctanos en Youtube Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Contáctanos por Skype
Lunes, Septiembre 16, 2019
Martes, 28 Julio 2015 17:29

Saber es Recordar

Recordar es, de hecho, un proceso de comunicación.
 
El trauma es un momento hipnótico espontáneo.
En ese momento de shock se encienden unas neuronas con sus sustancias activas, creando una reacción hormonal y química que por su dureza o elevado estado estresante dejan una huella invisible pero duradera en nuestro inconsciente. La información es el rompimiento de ese estado de trance que  se crea en ti con un simple recuerdo del hecho.
Como cuando un hipnotizador da una orden a tu parte inconsciente y tú la obedeces sin saber el por qué de ese mecanismo interno que te hace sucumbir a una orden externa, así funciona en ti ese trauma.
Hay una orden implícita de bloqueo de dolor, de subsistencia,  y para ello crea su encapsulamiento. Tal vez dure días, años o décadas hasta que un patrón de activación idéntico despierte su engranaje. Cuando aparezca será tal vez sobrecogedor, ya que no reconocerás ese engrama que quedó grabado en ti. Aquí es cuando a través de una información (sabiduría), se accede a ese trauma (recuerdo), sacándolo de su estado inconsciente y apareciendo ante ti de una manera consciente, comunicativa y entendedora. Reconoces entonces, que ese encapsulamiento fue para tu protección, en espera de un momento idóneo en que el efecto traumático no fuera tan duro a sobreponer.
Tu cuerpo es sabio pero en tu parte inconsciente aguardan dormidos traumas que esperan recibir información para ser recordados, identificados y sanados...
Visto 3148 veces Modificado por última vez en Martes, 28 Julio 2015 17:38

Últimas noticias Blog

Puedes realizar una donación pulsando sobre el botón Paypal

Últimos comentarios

Información de contacto

Un nuevo paradigma

Si piensas que sólo existe una realidad, la que tocas y percibes con tus sentidos físicos, es que aún duermes.

Despierta y comprueba que hay realidades paralelas que coexisten con nosotros, aunque aún no puedas sintonizar con ellas.